lunes, 22 de mayo de 2017

Hacer una promesa y mantenerla

Educación Efectiva.
Hacer una promesa y mantenerla. Así de sencillo. Pero sabemos que no es fácil. Lograrías la forma de dar ejemplo para el bienestar de tu familia-
¿Rompiste la dieta? Sigue adelante. Lee el artículo

Mañana puede ser un momento emocionante y un tiempo para mirar hacia adelante. Muchos de nosotros sabemos que es fácil hacer promesas, pero es muy difícil no romperlas.
Decídete por una meta pequeña para empezar, que luego te ayudará a lograr una meta superior. Por ejemplo, si tu objetivo es ponerte saludable o perder peso, piensa en algo que puedes prometer que debes mantener. Puedes decidir despertarte un poco antes para organizar tu día para permitir un poco de ejercicio o decidir beber más agua durante el día y cortar las bebidas no saludables. Lo principal es hacer una promesa a ti mismo y mantenerla. Cuando haces una promesa y la conservas, encontrarás tu independencia. Cuanto más éxito tengas con hacer y mantener las promesas a ti mismo, más podrás hacer y mantener las promesas a los demás, en la cual les digas a quienes quiere que observen tu comportamiento y cumplimiento definido.
Cumpliendo promesas lograrás hábitos saludables para tu vida y de tu familia.