viernes, 15 de enero de 2016

Las legumbres y su importancia para la seguridad alimentaria




Las legumbres. Un poderoso super alimento

El término “leguminosa” hace referencia a aquellas plantas cuyo fruto se encuentra dentro de una vaina. Las legumbres son un subgrupo de la familia de las leguminosas, pero el término “legumbre” hace referencia únicamente a la semilla seca. Los frijoles, las lentejas y los guisantes secos son los tipos de legumbres más conocidos y consumidos (para más información: ¿Qué son las legumbres?).
Las legumbres son ricas en nutrientes y constituyen una fuente fabulosa de proteínas. Debido a su alto contenido nutricional, las legumbres son un alimento básico en las cestas de alimentos de emergencia. En torno a un 20-25 por ciento de su peso son proteínas, el doble que el trigo y el triple que el arroz.

Las legumbres tienen un bajo contenido en grasa y no tienen colesterol. Su índice glucémico (un indicador del efecto en el nivel de azúcar en sangre) también es bajo, y son una fuente importante de fibra alimentaria. Como no contienen gluten, son un alimento ideal para los pacientes celíacos. Además, las legumbres son ricas en minerales y vitaminas B, fundamentales para la salud.

Las legumbres tienen muchos beneficios para la salud. Su alto contenido en hierro y zinc resulta especialmente beneficioso para las mujeres y los niños con riesgo de padecer anemia. También contienen compuestos bioactivos que, según algunos estudios, ayudan a combatir el cáncer, la diabetes y las enfermedades del corazón. Algunas investigaciones demuestran que comer legumbres habitualmente también puede ayudar a controlar y combatir la obesidad.