miércoles, 30 de septiembre de 2015

Nutrientes. Tu y tu familia lo necesitan.

Al incluir estos 5 nutrientes en su dieta, tu cuerpo se alimenta y listo para aprovechar el día: agua, fibra, fitonutrientes, micronutrientes y macronutrientes.
Si quieres seguir informándote entra al blog y busca el tema de tu interés, aunque todos los temas son complementarios y beneficiosos, para obtener una educación efectiva, eficiente y eficaz en alimentación adecuada para ti y tu familia. Saluda a todas las familias. 
Guillermo Almeida Nutrición Total Google+

sábado, 26 de septiembre de 2015

Composición de los alimentos. FAO - Informa

                                   Composición de los alimentos ----- FAO - informa

 
Los datos de composición de alimentos constituyen la base de prácticamente todos los aspectos de la nutrición y deberían recibir más atención en agricultura para que nuestro suministro de alimentos fuese más nutritivo.
La FAO coordina la Red Internacional de Sistemas de Datos de Alimentos (INFOODS), una red mundial de expertos de composición de alimentos con el objetivo de mejorar la calidad, la disponibilidad, la fiabilidad y el uso de los datos de composición de alimentos.
 
El contenido de nutrientes en los alimentos puede variar considerablemente debido a:
  • factores ambientales, genéticos y relativos a la elaboración, como el pienso, el suelo, el clima, los recursos genéticos (variedades, cultivares y razas), las condiciones de almacenamiento, la elaboración, el enriquecimiento y la cuota de mercado;
  • los hábitos de consumo de cada país, que implican alimentos, recetas y alimentos de marca específicos (los alimentos comerciales de una marca dada pueden variar en su composición en función del país debido a las preferencias de los consumidores o a las normas relativas al enriquecimiento existentes en él);
  • la biodiversidad de los alimentos, que influye mucho en la composición de los mismos (la concentración de ciertos nutrientes puede llegar a ser mil veces mayor en una variedad de un mismo alimento que en otra). Esto significa que el contenido de nutrientes de los alimentos puede variar tanto entre alimentos como entre variedades del mismo alimento.
Por consiguiente, cada país necesita unos datos diferentes porque sus alimentos tienen composiciones distintas, a pesar de que haya quien piense que los alimentos de diferentes países tienen composiciones similares debido a la globalización.

Requisitos nutricionales. FAO - Informa


Ingrese--------- FAO - Informa


domingo, 20 de septiembre de 2015

viernes, 4 de septiembre de 2015

Macronutrientes. Carbohidratos

CARBOHIDRATOS SALUDABLES

Los carbohidratos son un elemento importante en la dieta, y muchos alimentos que son ricos en carbohidratos son ricos en fibra y fitonutrientes. Los carbohidratos buenos son las frutas, las verduras y algunos granos integrales. Se debe satisfacer la necesidad de carbohidratos con el consumo de cinco a nueve porciones al día de diversas clases de frutas y verduras, las cuales son ricas en sustancias beneficiosas para el organismo. Si necesita más carbohidratos, debe consumirlos en forma de granos integrales y legumbres (Ej., frijoles) y así satisfacer esas necesidades. El concepto de dieta baja en carbohidratos restringe los gramos de carbohidratos a un nivel tan bajo que las personas que siguen estas dietas no pueden obtener muchos de los beneficios de salud que ofrecen las frutas y las verduras.
Los carbohidratos se conforman de átomos de carbono, hidrógeno y oxígeno, sin ningún nitrógeno, y son descompuestos en azúcares, como la glucosa y la fructosa, o excretados del cuerpo sin haber sido digeridos. Aquellos carbohidratos excretados sin haber sido digeridos o aquellos que son digeridos parcial o completamente por bacterias del colón son conocidos como fibras alimenticias.
Azúcares simples ocultos
Los azúcares simples son la glucosa, la fructosa, la lactosa y la sacarosa. Estos son llamados azúcares en las etiquetas de los alimentos, mientras los llamados carbohidratos complejos no son incluidos en las etiquetas a pesar de sus semejanzas con los azúcares simples. Los azúcares simples pueden ser absorbidos directamente a través de las membranas mucosas de la boca. Sin embargo, los carbohidratos de cadena corta, como la maltodextrina o la dextrosa, compuestos por 15 unidades de glucosa, son hidrolizados en el estómago por enzimas y ácidos en azúcares simples. A menudo estos alimentos son llamados carbohidratos complejos en las etiquetas de los alimentos, pero actúan como azúcares.
La digestión de almidones comienza en la boca gracias a la presencia de la amilasa salival. Como en el caso de las proteínas, la mayor parte de la digestión ocurre en mucosa intestinal yeyunal, que tienen tanto enzimas digestivas como sistemas de transporte específicos para los azúcares.
La lactosa y la sacarosa son la combinación de dos azúcares diferentes interconectados. La lactosa está conformada por galactosa y glucosa, mientras el azúcar de mesa, o sacarosa, está conformada por la glucosa y la fructosa.
La dextrosa de alta fructosa está hecha de maíz a través de un proceso que termina con un 55 por ciento sin fructosa y un 45 por ciento sin glucosa, aproximadamente equivalente al azúcar de mesa. Los sabores de la dextrosa, la sacarosa o el azúcar de mesa y la fructosa son diferentes. La fructosa es un azúcar más dulce y se encuentra en las frutas, como las naranjas. La dextrosa sabe como el jarabe para panqueques y es el dulcificante principal de las bebidas de cola en los Estados Unidos. En algunos países, como en México, la sacarosa es usada para endulzar las bebidas de cola y esto las diferencia claramente de sus homólogos estadounidenses. El problema con la dextrosa no es su carácter químico en sí, sino la enorme cantidad presente en la dieta debido a la subsidización del maíz por parte del gobierno, que ha logrado que éste sea usado en muchos alimentos, incluso los refrescos, añadiendo calorías a la dieta. Los estudios sugieren que la epidemia de la obesidad está relacionada con:
  • El consumo de grandes cantidades de la dextrosa de alta fructosa (HFCS, por sus siglas en inglés)
  • El consumo de alimentos con alto contenido de grasa
  • Un estilo de vida sedentario
Ya que la fibra en la dieta no es digerida, no contribuye directamente al valor nutritivo de los alimentos en términos de calorías, pero tiene muchos efectos en la fisiología humana. Nuestros ancestros consumían mucha fibra, y esta fibra causaba numerosas deposiciones de gran volumen que llenaban el colon y hacían que se impidiera una carga de volumen grande en el estómago. El hombre moderno consume muy poca cantidad de fibra, alrededor de 10 a 15 gramos por día, en comparación a 25 gramos por día en una dieta saludable a base de alimentos de origen vegetal, y a los más de 50 gramos por día en las dietas antiguas.
Entendiendo los carbohidratos
Los carbohidratos tienen mala reputación, en parte gracias a la reciente popularidad de las llamadas dietas bajas en carbohidratos y altas en proteínas para la pérdida de peso. La clasificación de los alimentos en carbohidratos, proteínas o grasas es muy engañosa, ya que muy pocos alimentos están formados por un solo macronutriente, y la calidad del alimento puede variar considerablemente. Una dieta alta en carbohidratos podría ser una a base de alimentos de origen vegetal, dieta de alimentos integrales con frutas y verduras ricas en fitonutrientes, con una cantidad moderada de granos integrales y proteínas sanas bajas en grasa para equilibrar las necesidades alimenticias. Pero ya que los azúcares, los productos de harina refinada (como pan blanco y pasta) y los granos refinados (como el arroz blanco) son considerados carbohidratos, una dieta que está basada principalmente en granos refinados, aunque sea baja en grasa, también podría ser muy alta en calorías ya que los alimentos de granos bajos en fibra generalmente no sacia el hambre.
Los individuos que consumen una dieta de este tipo suelen sentirse orgullosos por evitar las grasas, pero con una dieta basada en granos refinados podrían ganar peso fácilmente. La reciente popularidad de las dietas altas en proteína y bajas en carbohidratos rompió con la obsesión por los carbohidratos de hace 20 años, ya que las personas descubrieron que se aumentaba peso con el pan, el cereal, el arroz y la pasta, de no entender la diferencia entre los granos integrales y los productos refinados. La pasta, que antes había sido considerada un carbohidrato bueno por su nivel bajo en grasas, es vista ahora como un carbohidrato malo por ser, a menudo, un producto de harina refinada (hay versiones disponibles de granos integrales).

En la nutrición de deportistas, sobre todo aquellos que realizan ejercicios aeróbicos, son necesarias las cantidades grandes de carbohidratos para proporcionar la energía que queman en el curso del ejercicio. En la sección de Ciencia de la Condición Física, se habla de este tema en detalle.

Fuente ---  http://www.herbalifenutritioninstitute.com/es/nutrition-science/healthy-carbs.aspx

Macronutrientes - Grasas y aceites

GRASAS Y ACEITES

En esta sección, aprenderá no sólo la manera en que las grasas hacen parte de su dieta, sino también cómo las diferentes fuentes de ácidos grasos tienen efectos varios en los procesos sicológicos.
Las grasas y los aceites constituyen la fuente de mayor concentración calórica en la alimentación. La mayoría de las grasas que usted consume y almacena se conocen comotriglicéridos. Los triglicéridos adquieren este nombre ya que provienen de tres ácidos grasos de la cadena vertical de carbonos.
Fuentes de grasas
Las principales fuentes de grasas en la dieta son las carnes, los productos lácteos, las aves, los pescados, las nueces, los aceites vegetales y las grasas usadas en alimentos procesados. Las verduras, las frutas y los granos solamente contienen una pequeña cantidad de grasa. Los aceites vegetales son grasa pura como resultado de los procesos de alimentos de origen vegetal. Los aceites y grasas usados con más frecuencia en los Estados Unidos como aceites para ensalada, para cocinar, manteca y margarina, incluyen los aceites de:
  • Soya
  • Maíz
  • Semillas de algodón
  • Maní
  • Oliva
  • Canola (aceite de colza bajo en ácido erúcico)
  • Girasol
  • Coco
  • Nuez de palma
  • Sebo
  • Grasa de cerdo
Estas grasas y aceites contienen composiciones diferentes de ácidos grasos que tienen propiedades fisiológicas particulares.
Ácidos grasos esenciales
Las grasas proveen dos ácidos grasos esenciales, ácidos linoleico y linolénico. Estos dos ácidos grasos son creados en las plantas pero no en los humanos, por esto deben formar parte de nuestra dieta, aunque los vegetarianos estrictos reciben estos ácidos a través de los alimentos de origen vegetal, y constituyen cerca de un 10 por ciento de sus calorías grasas. Estos ácidos grasos, necesarios para conservar la vida, deben estar presentes en un porcentaje mínimo (del 5 al 10 por ciento) del total del consumo energético. Las grasas contienen vitaminas solubles en grasas y concentran los sabores de las comidas para hacerlos más agradables. Donde hay escasez de alimentos, las grasas son muy oportunas ya que son calorías compactas. El cuerpo almacena 95 por ciento del exceso calórico en forma de grasa, y en un individuo de peso normal, de 130,000 a 160,000 calorías almacenadas en el cuerpo llegan en forma de grasas.
Omega-3 para una nutrición balanceada
Un análisis a los muchos estudios sobre los aceites de pescado revela la posibilidad de que sean benéficos y reduzcan los riesgos de enfermedades inflamatorias, incluyendo enfermedades del corazón, asma, enfermedades del tejido conjuntivo, diabetes y artritis. Sin embargo, estos estudios se referían únicamente al consumo de aceites de pescado, sin considerar el existente exceso de grasa corporal o la subyacente dieta rica en ácidos n-6 (omega-6). Por lo tanto, la propuesta de drenar la grasa corporal de n-6 a través de una dieta baja en grasas y luego añadir pequeñas cantidades de n-3 (omega-3) es un proceso fundamental para una nutrición balanceada. Los aceites omega-9, como el aceite de oliva y el aceite de girasol con alto contenido de ácido oleico, pueden adicionarse a la dieta sin afectar los beneficios de los ácidos grasos omega-3. Sin embargo, todas las grasas tienen nueve calorías por gramo o más de 135 calorías por cucharada, así que deben ser usados con moderación en cuanto sea necesario para realzar el sabor y textura de los alimentos.
El impacto de la industrialización de los alimentos 
La industrialización del suministro de alimentos, que comenzó hace más de 400 años, aceleró durante los últimos 50 años debido a la fuerte subsidiarización de las agro-empresas en los Estados Unidos y en otros países. El deseo de la población por comer más productos cárnicos al aumentar sus riquezas también jugó un papel fundamental a la hora de cambiar la manera de suministrar alimentos y patrones de dieta. Una variedad de granos especiales, como el maíz híbrido, se desarrollaron para alimentar eficientemente al ganado. Otro resultado de la sobreproducción de granos ha sido la popularización de los aceites vegetales refinados para cocinar y en las comidas procesadas. Incluso en las zonas rurales de China, donde el auge económico no se ha desarrollado completamente, la población ha aumentado el consumo de aceites vegetales refinados ricos en ácidos grasos omega-6 y bajos en ácidos grasos omega-3.
La proporción de omega-6 a omega-3 en aceites de maíz es de 57 a 1, y en los aceites de soya es de 57 a 8 (o casi de 7 a 1). Mientras el público se concientizaba del problema, algunas compañías producían contenidos de ácidos grasos de cadena corta omega-3, como aceites de canola, que contiene una proporción de 21 a 11 (menos de 2 a 1) pero con una gran cantidad de ácidos grasos omega-6. En contraste, los aceites de pescado son una fuente concentrada de ácidos grasos omega-3 con muy poca cantidad de ácidos grasos omega-6.
Las grasas ricas en omega-9 como el aceite de oliva y el aceite de girasol alto oleico, no afectan el equilibrio entre omega-3 y omega-6. Con el aumento de este tipo de grasas en la dieta, es posible que se reduzcan los carbohidratos refinados y se añada sabor. Sin embargo, estas grasas deben ser consumidas con moderación ya que una sola cucharada de grasa tiene más de 135 calorías. Una buena manera de mantener el sabor de las comidas y cortar las calorías innecesarias es limitar el uso de estas grasas al cocinar en sartenes sin adherentes y reducir su uso en productos de repostería.
La evolución y el omega-3
Esta situación se ha agravado con la alimentación del ganado a base de maíz, ya que la proporción de los ácidos grasos de cadena corta de dos familias competitivas llamadas omega-3 y omega-6 ha cambiado drásticamente desde cuando eran encontrados en los alimentos de origen vegetal hasta la evolución que la humanidad ha sufrido durante los últimos 50,000 a 100,000 años. La res de hoy, alimentada por pasto, tiene ácidos grasos muy diferentes a los de la res alimentada por maíz y las grasas contenidas en los aceites vegetales y de cocina aportan más ácidos omega-6 a la dieta. Se ha estimado que la dieta moderna occidental es deficiente en ácidos grasos omega-3 con una proporción de omega-6 a omega-3 de 15/1 a 16.7/1, en vez de 1 a 1 como es el caso de los animales salvajes y, probablemente, de nuestros ancestros que vivieron una alimentación balanceada basada en alimentos de origen vegetal.
Fuente --  http://www.herbalifenutritioninstitute.com/es/nutrition-science/healthy-fats.aspx

jueves, 3 de septiembre de 2015

Micronutrientes. Vitaminas y Minerales

VITAMINAS Y MINERALES

Antes de la Segunda Guerra Mundial, las enfermedades causadas por deficiencia de vitaminas y minerales, eran relativamente comunes, incluso en naciones industrializadas como los Estados Unidos. Hoy, con el fortalecimiento del suministro de alimentos y el uso extendido de las multivitaminas, las enfermedades clásicas causadas por deficiencia de vitaminas, como el escorbuto y el raquitismo, no son muy comunes, a excepción de:
  • Enfermedades específicas.
  • Efectos de drogas en las vitaminas.
  • Desnutrición extrema debido a la pobreza.
A nivel mundial, la carencia de vitaminas todavía se presenta en muchos países grandes, como India y China, tanto en poblaciones rurales como urbanas. Otro descubrimiento importante es la deficiencia de vitaminas en áreas donde la exposición al sol es mínima, ya que se presenta bajo consumo de algunas vitaminas, como la vitamina D, y por lo tanto las autoridades en la materia recomiendan el suplemento.
Cantidades diarias establecidas
La cantidad diaria recomendada (CDR) se publica normalmente cada 10 años por la Junta de Alimentación y Nutrición de la Academia Nacional de Ciencia para guiar a individuos sanos y para ayudar en la planeación de varios programas nacionales de nutrición para la alimentación infantil y nutrición escolar. Los niveles de CDR son elevados para prevenir enfermedades por deficiencia, pero en algunos casos los niveles están por debajo de lo que algunos expertos quisieran para la prevención de estas enfermedades. De hecho, en 1980, las pautas no fueron publicadas debido a una diferencia filosófica de opinión entre los integrantes expertos del grupo en cuanto a si el CDR debería ser elevado para incentivar el consumo de alimentos ricos en Vitamina A (carotenoide) y Vitamina C, como frutas y verduras. Finalmente la controversia llegó a su fin con la publicación de 1989 en la que volvieron al objetivo original de evitar los problemas de deficiencia alimenticia gracias a recomendaciones públicas.
Vitaminas solubles en grasa
Las Vitaminas A, D, E y K que son solubles en grasa tienen funciones diversas. Las Vitaminas A y D están vinculadas con las hormonas esteroides y actúan para inducir la síntesis de proteínas específicas y mantener la función celular normal. En algunos escasos casos la deficiencia de Vitamina A puede causar ceguera nocturna y susceptibilidad a infección de paperas. Las deficiencias de Vitamina D causan una enfermedad ósea llamada raquitismo, y el bajo consumo de Vitamina D está vinculado con varias formas de cáncer. La Vitamina E se constituye de una familia de ocho compuestos encontrados en las paredes de las células de las plantas donde actúan como antioxidantes. En los humanos no ocurre la deficiencia en Vitamina E, pero esta familia tiene funciones interesantes en el cuerpo más allá de la antioxidación. La Vitamina K es una vitamina soluble en grasas. La "K" viene de la palabra alemana koagulation, que se refiere a la coagulación de la sangre, ya que la Vitamina K es esencial para el funcionamiento de varias proteínas implicadas en la coagulación de la sangre.
Vitaminas solubles en agua
A diferencia de las vitaminas solubles en grasa, la cuales con una sola administración pueden ser almacenadas durante largos períodos de tiempo, las vitaminas solubles en agua deben ser suministradas con regularidad a través de la comida y suplementos para evitar su deficiencia. Las sociedades industrializadas tienen pocos casos de deficiencia en vitaminas soluble en agua, excepto en casos como individuos sin hogar o alcohólicos. El aumento reciente de cirugías de obesidad, que conducen a la mala absorción de Vitamina B12 debido a la derivación gástrica, ha conducido a un nuevo grupo de individuos en peligro de deficiencias de vitaminas. Los veganos, individuos con intolerancia a algunos alimentos, y los que prefieren los alimentos crudos también pueden desarrollar deficiencias de vitaminas si sus opciones de alimentos son reducidas considerablemente.
Fuente -   http://www.herbalifenutritioninstitute.com/es/nutrition-science/vitamins-minerals.aspx